fbpx
Buscar:

10 consejos dietéticos para cuidar la visión

Alimentar el organismo de una manera adecuada supone dosificar la cantidad de comida en función de las necesidades energéticas de cada cuerpo y variar la dieta

Diez consejos para una vida. Que el cuerpo humano mantenga unos niveles óptimos de funcionamiento depende, en buena medida, del cuidado dietético que se tenga. Una buena alimentación no sólo ayuda a favorecer los procesos naturales del organismo, sino que contribuye a su conservación y cuidado. La alimentación es uno de los factores más importantes para el cuidado de la persona; es importante ingerir ingredientes necesarios y hacerlo de una manera equilibrada y con las proporciones adecuadas. En lo que a la salud ocular respecta, existen alimentos concretos que contribuyen a que ésta se mantenga en óptimas condiciones. Así, cabe tener en cuenta que:

  1. Amarás las verduras. El universo vegetal debe ser protagonista de la nutrición porque estos alimentos carecen de grasas y son bajos en calorías. Además, ayudan a mantener el peso y prevenir la obesidad.
  2. Comerás pescado varias veces a la semana. Resulta una importante fuente de proteínas de buena calidad para el organismo, de ácidos grasos omega 3.
  3. Santificarás las frutas. Un consumo variado y diario garantiza  un equilibrio alimentario.
  4. Honrarás el aceite. La dieta debe incluir aceites, especialmente de oliva, que aporta una elevada proporción de ácidos grasos esenciales.
  5. No comerás alimentos grasos ni bollería industrial. La composición nutritiva de estos alimentos aconseja limitar su presencia en la día.
  6. No temerás a los frutos secos. Se trata de alimentos que aportan grasas saludables como el ácido oleico y linoleico, muy beneficiosos para la salud.
  7. No fumarás. El efecto que produce el tabaco en el organismo es desfavorable en todos los casos. A nivel oftalmológico, el tabaquismo puede conllevar desde leves molestias oculares, por sequedad e irritación conjuntival, hasta la pérdida irreversible de la visión al afectar a la mácula y provocar su degeneración.
  8. Tomarás marisco, crustáceos y moluscos. En la medida de las posibilidades de cada uno, el hecho de ingerir este tipo de alimentos supone incorporar al organismo una gran cantidad de proteínas con alimentos que ofrecen pocas calorías y que poseen valiosos nutrientes. Es una fuente de minerales, vitaminas E y B, ácido fólico y ácidos grasos omega 3.
  9. Evitarás que el sol dañe tu vista. El sol, siempre, en su justa medida. Cualquier exceso puede acarrear consecuencias desfavorables para la piel y la visión.
  10. Practicarás ejercicio físico. El ejercicio fortalece los músculos y articulaciones y propicia que la sangre fluya por el organismo tras la dilatación arterial que provoca. También disminuye el riesgo de hipertensión y diabetes.
Todos estos consejos deben ser consultados con un especialista para que así este indique en qué medida deben tenerse en cuenta dependiendo de las características de la persona. (Contenido leído en Innova Ocular -Javier Fernández-)

Uso de cookies

Esta página utiliza cookies para analizar el uso que hace de la web, mejorar los contenidos y servicios y su experiencia de navegación.Más info

aceptar