Los especialistas precisan que es el viento el que más puede afectar a la visión, porque potencia el síndrome del ojo seco

¿Afecta el frío a la visión? Esa es una de las preguntas que mucha gente se plantea cuando las condiciones meteorológicas son más gélidas. Es precisamente esa época la que se suele asociar con más frecuencia a períodos donde repuntan los casos de resfriados o de problemas que pueden afectar a la visión. ¿Es cierto?

De alguna manera, sí. En realidad, según concretan los especialistas del Hospital La Arruzafa, es el viento, más frecuente en esta época del año, el que puede afectar de manera negativa a la salud de nuestros ojos, produciendo el denominado síndrome el ojo seco.

El aire puede ser el causante de que los ojos pierdan su habitual estabilidad en la película lagrimal porque su intensidad puede romper su regularidad de lubricación. Así, se pueden suceder lesiones en la superfice ocular. En nuestro país, se estima que más de 4 millones de personas padecen este síndrome. Cuida tus ojos, también en invierno.

Ante la duda, el Hospital La Arruzafa permanece abierto las 24 horas del día para atender cualquier consulta.