fbpx
Buscar:

#GUÍAcovid19

GUÍA PRÁCTICA SOBRE EL CORONAVIRUS Y LAS PRECAUCIONES OFTALMOLÓGICAS

Con el propósito de aclarar algunas dudas sobre una posible infección por coronavirus (Covid-19) a través de los ojos, el Hospital La Arruzafa, que mantiene a disposición de sus pacientes un servicio de 24 horas activo y en funcionamiento donde se atienden consultas y realizan intervenciones quirúrgicas de urgencia, proporciona esta guía que detalla la relación del citado virus con la oftalmología.

¿Se puede contagiar al coronavirus a través de los ojos?

Sí. Pese a que todavía no se ha demostrado científicamente el grado de incidencia a través de los ojos, con los estudios que existen por el momento y las evidencias clínicas, parece notorio reseñar que el contagio puede producirse entre personas siempre y cuando estén a menos de dos metros de distancia y a través de gotas generadas por un estornudo, la tos o la misma acción del habla. El contagio sería, por el paso del virus, por la comunicación existente de los ojos por la vía lacrimal a las fosas nasales.

Asimismo, como cualquier otro virus, por contacto directo (a través de las manos) puede producir conjuntivitis si estas son llevadas a los ojos. Parece lógico atribuir a esta causa, la conjuntivitis, como otro síntoma de la posible infección. De tal manera, cuando un paciente con sintomatología de conjuntivitis acuda a una consulta oftalmológica, también debe indicar si sufre algún tipo de síntoma respiratorio.

En cualquier caso, se recomienda al paciente y al facultativo a que la consulta se desarrolle bajo los criterios de protección recomendados por las autoridades (mascarillas y guantes).

¿Qué medidas hay que tomar para evitar el contagio a través de los ojos?

Las mismas precauciones recomendadas por las autoridades sanitarias y que determina el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España:

Realizar una higiene de manos frecuente (lavado con agua y jabón o soluciones alcohólicas), especialmente después de contacto directo con personas enfermas o su entorno;

Evitar el contacto estrecho con personas que muestren signos de afección respiratoria, como tos, rinitis o estornudos;

-Mantener una distancia de al menos dos metros, aproximadamente, con las personas con síntomas de infección respiratoria aguda;

Cubrirse la boca y la nariz con pañuelos desechables o toser o estornudar. Lavarse las manos;

-En principio, no hay que tomar precauciones especiales con los animales en España, ni con los alimentos, para evitar esta infección.

¿Qué riesgo tiene usar lentes de contacto?

La evidencia científica actual no deduce datos ni estudios que indiquen que el uso de las lentes de contacto deba ser evitado por individuos sanos o que los usuarios de lentes de contacto tengan más riesgo de desarrollar una infección por coronavirus en comparación con los que llevan gafas. Teniendo en cuenta que los ojos son una vía de contagio, tal y como se ha indicado, si el virus llega a la lágrima, una persona que use lentillas, gafas o ninguna de las dos puede desarrollar la enfermedad igualmente

Asumiendo que hay muchos ciudadanos que necesitan el uso de lentillas para su cotidianidad (un ejemplo, los propios sanitarios que deben a su vez protegerse según los protocolos con unas gafas que cubran su rostro y que estas impiden unas gafas de visión), la recomendación es continuar con el uso de lentillas por la comodidad visual que supone y porque a diferencia de las gafas, evita la opción de realizar el gesto de llevar con más asiduidad las manos a la cara para colocarse la propia gafa.

Por otro lado, sobre el hecho de mantener un confinamiento que pueda haber modificado hábitos de vida, aumentando el uso de gafas frente al de lentes de contacto, cabe reseñar que existe un perfil de pacientes cuyo problema de visión no es corregible con gafas porque están en tratamiento para el control de la miopía con lentes de contacto, porque no consiguen buena agudeza visual con gafas y con lentes de contacto sí, o porque, simplemente, se han habituado a emplear lentes de contacto y no quieren renunciar a su uso.

Si se mantiene el uso de lentes de contacto, ¿qué protocolo debe seguirse?

  1. La medida más importante, sea cual fuere el uso de lente que se utilice, es el lavado exhaustivo de manos y el secado con un papel desechable (de un solo uso). Esta medida es determinante para evitar la contaminación y debe realizarse según las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (ver imagen).

2. Desde la Unidad de Contactología (UC) del Hospital La Arruzafa (HLA) se aconseja el uso de lentes desechables de reemplazo diario, cuyo empleo evita acciones susceptibles de contagio. Por experiencia, desde la UC se señala que este método es el más seguro para minimizar el riesgo por contagio de cualquier tipo de virus. El usuario debe deshacerse de sus lentes desechables diarias cada noche.

En este sentido, en el HLA se trabaja desde 2019 para prescribir como primera opción este tipo de lentes por las ventajas que proporciona al usuario y porque reduce riesgos de padecer conjuntivitis, queratitis y problemas provocados por un mal uso de las lentes de contacto.

3. Si ya se hace uso de lentes desechables de reemplazo más prolongado y tiene la posibilidad de cambiar a lentes de reemplazo diario, la recomendación es que, una vez tomada la decisión, la conversión se lleve a cabo aunque sea de forma temporal.

4. En caso de usar lentes de contacto blandas no diarias y que no se pueda realizar la conversión, el consejo es que cambie su solución única por un sistema de peróxidos durante el tiempo que dure la pandemia.

5. Existen soluciones únicas cuya desinfección contra el Covid-19 puede estar garantizada, pero pocas son plenamente eficaces contra el virus. Se recomienda utilizar soluciones con sistema de peróxidos.

6. En caso de usar lentes de contacto gas permeables, la recomendación es no modificar el sistema de limpieza, dado que este ya concede garantías de asepsia: Jabón limpiador o limpiador de alcohol isopropílico con el que se frotan de manera exhaustiva las lentillas, enjuague con solución salina (nunca con agua del grifo) y mantener las lentillas en una solución conservadora para este tipo de lentes durante toda la noche hasta el siguiente uso.

Si no está seguro de realizar correctamente estos pasos, la recomendación es cambiar también a sistema de peróxidos para asegurar la total desinfección contra el Covid-19 durante el tiempo que dure la pandemia.

7. El estuche de las lentes de contacto debe cambiarse regularmente, como máximo con la compra de un nuevo líquido.

8. En caso de sospecha de infección, el consejo es interrumpir el uso de las lentes de contacto y emplear gafas graduadas hasta que el paciente reciba el alta médica.

¡GRACIAS POR SU ATENCIÓN!

NOTICIAS RELACIONADAS CON EL CORONAVIRUS DEL HOSPITAL LA ARRUZAFA

El Hospital La Arruzafa advierte del riesgo de no tratar patologías oftalmológicas de urgencia durante el confinamiento

Tormenta inflamatoria y su abordaje médico

El Hospital La Arruzafa cede dos equipos respiradores para combatir el coronavirus en Andalucía

Comunicado sobre el COVID-19 del Hospital La Arruzafa

Uso de cookies

Esta página utiliza cookies para analizar el uso que hace de la web, mejorar los contenidos y servicios y su experiencia de navegación.Más info

aceptar