fbpx
Buscar:

OCT, una técnica de vanguardia para el diagnóstico y seguimiento de patologías oculares

La OCT es un instrumento óptico computarizado de alta precisión capaz de generar imágenes y proporcionar medidas objetivas sobre las estructuras oculares; dura unos pocos segundos y el paciente no precisa de preparación alguna

El diagnóstico y seguimiento de las posibles patologías oculares cuenta en la actualidad con un instrumento que actúa como aliado, la OCT. Se trata de una técnica sencilla de realizar en pacientes que no precisa de anestesia ni requiere una preparación específica de la persona. Es inocua y no adquiere riesgo para el paciente. En la actualidad, en el Hospital La Arruzafa cada día se llevan a cabo una veintena de pruebas de este tipo.

La OCT (tomografía de coherencia óptica) es una técnica de exploración oftalmológica que se aplica para estudiar los segmentos anterior y posterior de cada globo ocular. La prueba se lleva a cabo bajo la tutela de un especialista, que emplea un instrumento óptico computarizado y de alta precisión que es capaz de generar imágenes de cortes transversales, conocidas como tomografías, y que proporciona datos de carácter cuantitativo objetivos y reproducibles de las diferentes estructuras del ojo. Así, se obtienen directamente imágenes seccionadas de los globos oculares.

Gracias al empleo de esta técnica, cada paciente deduce una serie de datos de elevada precisión que resultan indispensables para valorar y estudiar las secciones oculares con un nivel de precisión muy elevada. El procedimiento ayuda a los especialistas a valorar las posibles patologías y la evolución de las mismas. Una vez obtenida dicha información, el oftalmólogo procede a decidir las posibles vías de actuación que a nivel de tratamiento, se pueden llevar a cabo dependiendo del diagnóstico.

La indicación para este tipo de pruebas está dirigida a aquellos estudios del paciente que requieran resolución milimétrica y profundidad de penetración alta, aunque no es necesario tener una patología para que sea solicitada por el especialista. En muchas ocasiones, la OCT  está relacionada como prueba para detectar posibles patologías sobre el nervio óptico con el diagnóstico precoz del glaucoma, dado que permite  una detección más prematura de las posibles alteraciones en la papila secundarias al glaucoma. Aunque también existen otras enfermedades que provocan daño en la capa de fibras nerviosas como en la morfología del nervio óptico y que se pueden detectar con esta técnica, entre otras. La OCT también resulta una prueba útil a nivel intraoperatorio, en intervenciones del polo posterior y del segmento anterior del ojo.

La prueba se puede realizar en cualquier persona. El paciente, sentado, debe mantener la mirada fija en un punto durante unos segundos.  Su eficacia resulta tan práctica como cómoda para el usuario, que no tendrá que realizar preparación previa ni ayuno.

¿Quiere conocer más pruebas de diagnóstico? Pinche aquí. En el Hospital La Arruzafa le recomendamos que consulte siempre con un especialista.

Síganos en Facebook y Twitter (@laarruzafa).

 

Uso de cookies

Esta página utiliza cookies para analizar el uso que hace de la web, mejorar los contenidos y servicios y su experiencia de navegación.Más info

aceptar