Azahara tiene 30 años. Desde pequeña usa gafas porque padece hipermetropía (13 y 12 dioptrías). Antes de visitar La Arruzafa, intentó adaptarse a lentes de contacto en varias ocasiones. Pero nunca llegó a conseguirlo por diversos motivos.

El equipo de optometría de La Arruzafa ha conseguido que ahora su vida sea diferente. Azahara porta lentes de contacto a medida (Mark’ennovy). Este es su testimonio.