La fundación la Arruzafa ha iniciado un proyecto de asistencia oftalmológica a la población del distrito de Tsiroanomandidy de la región de Bongolava en Madagascar. Se inició el viaje el 10 de Mayo y se regresó el día 19 de mayo. Madagascar es la cuarta mayor isla del mundo, con una superficie más grande que España y más de 18 millones de habitantes, es unos de los países más pobres del planeta, una de esas naciones “olvidadas” en un rincón de África. Tsiroanomandidy es la capital y uno de los distritos de la región de Bongolava, situada a 210 Km al oeste Antananarivo, con una superficie de 9.945 km2 y una población de 276.289 habitantes. En la región de Bongolava las tierras son fértiles y aptas para el cultivo pero carecen de materiales para poder labrarlas. La agricultura es de subsistencia basada en métodos de producción tradicionales. Hay materias primas como oro en pequeña escala, cristal, rafia, palisandro…pero todos estos recursos no dejan ningún beneficio a la población.
Los objetivos a desarrollar en este proyecto han sido:

  1.   Dotar el hospital del poblado Tsiroanomandidy del material necesario para llevar a cabo la asistencia oftalmológica de la población de la región.
  2.   Asistencia oftalmológica a varias poblaciones de la región de Bongolava, incluyendo la donación de las gafas graduadas que necesiten, gafas de sol y tratamiento farmacológico.
  3.   Campaña oftalmológica preventiva infantil en los colegios de la zona.
  4.   Formación oftalmológica básica del personal del pequeño hospital de la población de Tsiroanomandidy.
  5.   Estudiar las patologías más comunes y las condiciones hospitalarias con que cuentan para organizar futuros proyectos periódicos de asistencia oftalmológica y cirugía.

La expedición oftalmológica la formaron dos personas, un médico oftalmólogo (Juan Manuel Laborda) y una optometrista (Alicia Navarro) que coordinaron un equipo junto a colaboradores nativos.

Todo el aparataje que se requería para consulta, colirios, pomadas, material desechable, caja de pruebas, lámpara de biomicroscopio, frontofocometro, gafas etc. se envió en una caja de 116 Kg. El resto de material necesario para la consulta se transportó con el equipo hasta la misión Trinitaria de Tsiroanomandidy, dirigida por el sacerdote D. Felipe Buztinsa.

Se pasó consulta durante 8 días en jornadas de mañana y tarde en una pequeña sala del dispensario de la Misión, montando aparataje básico para la exploración (tonómetro, oftalmoscopio, retinoscopio, caja de lentes de prueba).

Los objetivos principales eran instalar una consulta y asistir a todas las personas de la región que lo requieran. Es la primera vez que esta especialidad esta presente en la zona y las necesidades son muy importantes, según los testimonios de los padres trinitarios.

Se utilizó la historia clínica informatizada, donde se registraron todos los pacientes. Se completaron 530 historia clínicas. Se entregaron 300 gafas de presbicia y 500 gafas de sol, hecho que ha supuesto una gran ayuda, dado que el jornal medio de un trabajador es de 1€ al día y una gafa de sol puede costarle alrededor de 25 €, prácticamente el sueldo de un mes. También muchos colirios y pomadas oftálmicas, dejando las medicinas sobrantes allí (amoxicilina, pomadas antibióticas, colirios,……)

Para este viaje hemos contado con la colaboración de distintas entidades: Instituto de Oftalmología de Córdoba, Universidad de Granada, Asociación de Salud Visual de Asturias y Óptica Soloptical.

La valoración final del proyecto y el apoyo de la misión trinitaria, nos impulsa a trabajar en futuros proyectos para dar asistencia oftalmológica a la población malgache de una forma perdiódica e incluir la cirugía, dotando al hospital estatal (de acceso privado para los habitantes de Tsiroanomandidy) de los recursos necesarios para llevar a cabo un proyecto similar al que tenemos en Tanzania.